ColaboracionesDiversidad

Soy bisexual: el placer de nombrarnos también en compañía y vivir en libertad

Soy bisexual - Collage por Neloa Brenda Gutiérrez
Arte: 🇲🇽 Brenda Gutiérrez M. @neloa.caos

Desde hace cuatro años comencé a nombrarme bisexual. Es cierto que el proceso de visibilizarlo, para mí y para otres, ha sido un viaje largo y doloroso, sin embargo también tiene etapas bonitas y llenas de complicidad. 

La bisexualidad es una de las tantas orientaciones sexuales que existen. Las personas bisexuales somos esa B representada en el acrónimo “LGBTIQA+”. 

Hace varios años, la bisexualidad era concebida como una sexualidad “binaria”, es decir, se creía que a las personas bisexuales nos gustaban solo los hombres y las mujeres. Con el paso de los años, esto se ha ido modificando. 

En la página de Planned Parenthood, se define a la bisexualidad como la orientación sexual que algunas personas nombramos, cuando sentimos atracción por más de un género o por todos los géneros. 

Aún en pleno 2023, las personas bisexuales nos encontramos con muchos mitos y tabúes alrededor de nuestra sexualidad; muchos de estos son justificados por la falta de conocimiento sobre nuestras vivencias. Como respuesta a ello, hemos construido diversos espacios y resistencias en los que podemos platicar de lo que nos atraviesa. 

En los últimos dos años, me han invitado a participar en variados sitios y redes en los que he podido hablar de mi vivencia como mujer no binarie bisexual. Espacios donde también he podido escuchar a otres y donde me he sentido acompañade al momento de gestionar dolores y placeres; en ellos he aprendido mucho y me encantaría compartirles un poco de esto. 

Ya conocemos la definición “de libro” de lo que es la bisexualidad, sin embargo, hace poco descubrí y comprendí que, para las personas bisexuales, el nombrarnos así va más allá de la atracción que sentimos: el nombrarnos es resistencia, es acompañamiento y es colectividad.”

Teresa Santana Torres

Nos nombramos para renunciar a un mundo en el que se castiga la fluidez y vivencia de la sexualidad, que, independientemente de nuestra orientación sexual, nos puede llegar a tachar de promiscues e infieles… y una diversa cantidad de adjetivos más, para describirnos. 

Para muches compañeres, el nombrarnos bisexuales nos permite derribar murallas en un mundo que encadena; nos permite ser libres y no brindar explicaciones; nos permite Ser sin rendir cuentas a nadie. Nombrarnos bisexuales es el punto de partida que nos permite experimentar el placer de la libertad. 

Mi objetivo con este texto, no es invitar a que todas las personas que pueden sentirse identificadas con la bisexualidad, se nombren así. Sé que muchas veces, el no nombrarnos también es importante y necesario, sin embargo, me gustaría hablar de lo liberador que puede ser: Nombrarnos nos visibiliza; nos permite recordar constantemente que existimos, nos permite encontrarnos con otres, descubrirnos y explorar nuestro placer, no sólo sexual, sino también el que podemos encontrar al hablar en voz alta de nuestras realidades. Nos permite tejer redes y sanar heridas de forma colectiva; nos permite explorar nuestros gustos y nuestra identidad. 

Nombrarnos puede ser una salida de la norma, pues es una exploración a la infinidad que se nos cerró desde que nacimos, porque alguien más asignó nuestro futuro identitario. Es por esto que a continuación me gustaría compartirles algunas organizaciones y proyectos latinoamericanos que buscan “bi-sibilizar” nuestras diversas realidades. En estos sitios y redes pueden encontrar información, actividades y testimonios para sentirse muy acompañade y entendide:

1) Bivencia bisexuala: espacio para mujeres bisexuales, trans (transgénero), discas (personas con discapacidad) y personas NB (No Binarias); desde México. 

2) Bisagra activismo bisexual: organización de personas bisexuales con encuentros en diversas partes de sudamérica; desde Argentina.

3) Frente Bissexual Brasileira: articulación de activismo bisexual antirracista, transaliado y anticapacitista; desde Brasil. 

4) Soy bisexual: Pamela Vallejos Chavez comparte artículos, estudios, podcasts y más sobre la bisexualidad; desde Perú.

5) Agrupa rompiendo el silencio: incidencia para fortalecer y visibilizar los derechos de las lesbianas y bisexuales; desde Chile. 

Así como existen estos proyectos, hay muchos, muchos más, ya que si hay algo que les bisexuales saben hacer bien, es construir comunidad.  

Recordemos que no le debemos etiquetas a nadie y, para fortalecerse, un buen primer paso puede ser explorar, escuchar o leer las vivencias de otras personas.  

Por un futuro donde nuestra sexualidad no se ponga en tela de juicio.

Escrito por
Teresa Santana Torres

🇲🇽 (Ella/elle) Psicóloga, educadora sexual, tallerista, gestora comunitaria y consultora en diversidad e inclusión.

Artículos relacionados

placer masculino masturbación masculina
ColaboracionesErotismo

El propio placer más allá de la punta

Aun cuando la frecuencia de la masturbación masculina supera a la femenina...

vida sexual en la adultez mayor
ColaboracionesSexualidad

La edad de oro también se goza

A veces me pregunto qué es en realidad una persona adulta mayor,...

Cifras sexuales - Más allá de las cifras: Liberar el placer sexual
ColaboracionesSexualidad

Más allá de las cifras: Liberar el placer sexual de las estadísticas

La sexualidad va integrándose con nuestras decisiones. Ni las estadísticas sexuales nos...

Glosario LGBTIQA+ de El Placer del Saber
Diversidad

Glosario LGBTIQA+

Creamos este glosario del acrónimo “LGBTIQA+” para ayudar a comprender mejor la...