ColaboracionesEspecialistasRelaciones

¿Por qué mi pareja eyacula más fácil al masturbarse que al tener sexo?

 Hay que poner atención a nuestro cuerpo pues conviene invertir más tiempo en los estímulos que damos y recibimos para lograr en la medida de lo posible una satisfacción plena y mutua.

Una de las formas más efectivas de sentir placer es proporcionándolos a nosotros mismos y de una manera elegante y asertiva a esto le llamamos autoerotismo, que no es otra cosa que masturbación y es que si queremos saber que nos gusta y que no nos gusta en el terreno de la sexualidad nada mejor que aprenderlo sobre nuestro propio cuerpo y a partir de este conocimiento lograr transmitirlo a nuestra pareja, una vez que sabemos así con ‘pelos y señales’ donde y como nos agrada y nos excita tocarnos lo ideal sería que lo compartiéramos a nuestra pareja ya entrados en el intercambio de nuestras sexualidades.

Ahora bien, vamos por partes eyacular no es lo mismo que tener un orgasmo, ambas experiencias pueden sentirse por separado y también pueden lograrse en solitario y con nuestra pareja por lo que es importante identificar si estamos poniendo atención a las reacciones de nuestro cuerpo y si es el caso el de nuestra pareja, en ambas situaciones conviene invertir mucho más tiempo en los estímulos que damos y recibimos para lograr en la medida de lo posible una satisfacción plena y mutua.

En el ciclo de la respuesta sexual humana el primer paso es la excitación que se logra a través de un estímulo sexual efectivo o varios en este espacio es donde se debería centrar la atención en nuestras relaciones, ojo, incluso con nuestro propio cuerpo, aquí es donde la comunicación asertiva y efectiva juegan un papel muy importante pues a partir del dialogo es como sabremos si quiero ir más lento o más aprisa.

Si dedicas el tiempo suficiente a la excitación previa, que en caso de estar con otra persona se reclama que sea mutuo, llegará un punto conocido como meseta en este ciclo de la respuesta sexual humana que desencadenará un orgasmo, la intensidad de la percepción subjetiva del placer del goce del disfrute, es decir de lo que conocemos como orgasmo que también ira acompañado de eyaculación, aunque no siempre, y es en ambos casos, será directamente proporcional al tiempo y calidad que le dediquemos a la fase previa de estimulación y seguramente la percepción de la duración (tiempo) quedará en un segundo plano, si es que después de la experiencia se acuerdan de este tema.

Banner Psicoedusex

Escrito por
El Placer del Saber

Información para jóvenes y adultos sobre sexualidad, relaciones y erotismo. Contenidos desarrollados por especialistas, así como artículos de opinión, con el fin de motivar a la sociedad para disfrutar con placer y ejercer sus derechos sexuales responsablemente sin culpas.

Artículos relacionados

placer masculino masturbación masculina
ColaboracionesErotismo

El propio placer más allá de la punta

Aun cuando la frecuencia de la masturbación masculina supera a la femenina...

vida sexual en la adultez mayor
ColaboracionesSexualidad

La edad de oro también se goza

A veces me pregunto qué es en realidad una persona adulta mayor,...

Cifras sexuales - Más allá de las cifras: Liberar el placer sexual
ColaboracionesSexualidad

Más allá de las cifras: Liberar el placer sexual de las estadísticas

La sexualidad va integrándose con nuestras decisiones. Ni las estadísticas sexuales nos...

Ansiedad en el ámbito sexual - Ilustración por Summi Hou
ColaboracionesSalud sexual

Cuando la ansiedad parece una enemiga, ¿qué hacer en el ámbito sexual?

En estos tiempos fácilmente la ansiedad se vuelve crónica o se descontrola,...