Inicio » Colaboradores » 10 recomendaciones para el sexo casual

10 recomendaciones para el sexo casual

Por Sylvia de Béjar

Aquí va un decálogo de recomendaciones para practicar el sexo casual, si no tienes ganas de algo más serio.

1. Es sexo, no una relación. No esperes nada más. Los hombres lo suelen tener claro, pero a muchas mujeres la noche les confunde. Consejo, pues, para ellas: hazlo para gozar, no porque busques cariño, te sientas sola o por creer que se lo debes, porque, por ejemplo, te ha invitado a cenar. Además, si eres de las que te cuelgas fácilmente de alguien, quizás que te lo pienses… salvo que quieras salir escaldada.

2. Sexo seguro. Imprescindible el preservativo. También durante el sexo oral, incluido cunnilingus = parche dental (en sex-shops o puedes crear uno cortando el condón). Mejor llevar más de uno. Por si se rompen, por si probáis cosas diferentes… Y, ojo, de nada sirve llevarlos, si luego no los usáis. Tu obligación para contigo es protegerte.

3. Discreción y más si es alguien conocido y que te vas a volver a encontrar. Esto no es tema de conversación. Lo que pasa entre los dos queda entre los dos. Si no eres capaz de mantener las formas… olvídate. Si crees que tu sparring no sabrá comportarse, búscate otro candidata/o.

4. Territorio neutral. No es obligatorio, pero sí aconsejable. Ni en tu casa ni en la suya, sobre todo cuando conviene no dejar pistas que te conviertan en localizable o permita que te persigan a posteriori. Si os interesa repetir, ya intercambiaréis teléfonos. Pero eso decídelo tras el encuentro, porque como resulte ser un desastre…

5. La búsqueda del propio placer no implica ser egoísta. Los dos tenéis derecho a gozar. Consejo para ellos: que la chica no te importe no implica que no se merezca pasárselo bien y llegar. Dedícale tiempo y pregúntale qué desea. Consejo para ellas: dile qué quieres, si lo ves nervioso, ayúdale a sentirse cómodo (no lo dejes todo en sus manos), y, por favor, no finjas el orgasmo, si lo haces él jamás aprenderá a complacer a una mujer.

6. La única obligación es el respeto. Hacia tu amante y hacia ti misma/o. No le empujes ni te empujes a algo que no desea/s.

7. Hecha la advertencia: ¡a jugar! Aprovecha para desinhibirte y probar aquello que temes/te avergüenza practicar con alguien que emocionalmente te importa. De hecho, este desapego puede resultar liberador. Así lo explican muchas mujeres, que aseguran que al no tener que quedar bien o “ganarse” al amado, encuentran la fortaleza para mostrarse más asertivas y hacer o pedir sin complejos. Recuerda el punto anterior: todo vale siempre que lo hagamos libremente y estemos de acuerdo.

8. Si en algún momento algo no te gusta o no te convence… nada ni nadie te impide decir “hasta aquí”. Empezar un escarceo no implica la obligatoriedad de terminarlo. Si no te convence, ¿para qué seguir? Y aunque más de una/o habrá caído en el estereotipo, esto no sólo va por las mujeres: muchos hombres, algunos en esta misma web, han comentado haber querido salir por piernas en ciertas ocasiones.

9. Una despedida elegante. Nada de marcharse a escondidas. Una frase o una nota amable como mínimo. Todos tenemos un corazoncito. Eso sí, repasa el escenario, no sea que te dejes algo. Una cosa más: no le pidas su número de móvil si no piensas llamarle.

10. Fuera culpas del día después. No hay nada de malo en querer darse un placer. ¡Nada!

*Si tienes alguna DUDA o PREGUNTA específica envíanosla AQUÍ.

Banner Sylvia de Be?jar

About El Placer del Saber

Información para jóvenes y adultos sobre sexualidad, relaciones y erotismo. Contenidos desarrollados por especialistas, así como artículos de opinión, con el fin de motivar a la sociedad para disfrutar con placer y ejercer sus derechos sexuales responsablemente sin culpas.

Artículos similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *