Inicio » Colaboradores » Anticonceptivos para adolescentes

Anticonceptivos para adolescentes

La elección del método más cercano a lo ideal, contribuye a procurar una vida sana y plena para el adolescente con vida sexual activa y debe ser personalizada para cada paciente.

México ocupa el primer lugar en embarazos de adolescentes, entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE),  organización de talla internacional, según datos publicados en agosto de 2015. Las cifras de adolescentes, individuos entre 10 y 19 años, con vida sexual activa se han incrementado cada año. Aunado a este incremento está el número de embarazos en edad temprana. La paternidad y maternidad tempranas  conduce a las niñas, de manera abrupta, a un mundo adulto para el cual no están preparadas, con efectos desfavorables sobre su vida y la de sus hijos. El embarazo prematuro además conlleva un alto riesgo para la vida y la salud de la madre y del bebé. El uso adecuado de métodos anticonceptivos es importante para prevenir los embarazos no planeados, ni deseables en las adolescentes.

La adolescencia es una etapa de cambios, maduración y crecimiento. El cuerpo alcanza la madurez de un adulto hasta los 20 años de edad, aproximadamente. Sin embargo, contrario a lo que generalmente se piensa, los beneficios del uso adecuado de un método anticonceptivo en la etapa de la adolescencia sobrepasan los riesgos que conllevan.

El factor más importante para la elección de un método anticonceptivo para la población adolescente, que en general, se considera una población sana, es la facilidad de apego al método. Existe una alta tasa de abandono y/o uso inadecuado de los métodos entre las adolescentes, ya que aún se encuentran en el proceso de maduración, tanto física como mental. Afortunadamente, cada vez, existen más opciones que se pueden ofrecer, de acuerdo a las necesidades y personalidad de cada paciente.

Los métodos anticonceptivos disponibles para las adolescentes se pueden resumir como sigue:

  • Abstinencia: Definitivamente es el método más eficaz para prevenir embarazos no planeados y el mejor para prevenir las Enfermedades de Transmisión Sexual. Es el más recomendable para este grupo de edad hasta que su cuerpo alcance la madurez de un adulto y sus defensas se hayan desarrollado por completo.
  • Métodos de barrera: Se refiere al condón masculino ó femenino, principalmente. La ventaja de éste método es que previene las Enfermedades de Transmisión Sexual y se recomienda su uso, aún, cuando se haya adoptado otro método de anticoncepción. La principal limitación de este método es la inconsistencia de su uso, los adolescentes no se caracterizan por ser “planeadores” sino más bien, son “espontáneos”, por lo que en muchas ocasiones no lo tienen disponible.
  • Métodos hormonales: Existe una gran variedad de combinaciones de hormonas y también de presentaciones y medios de aplicación de este grupo de anticonceptivos: tomados vía oral diariamente, inyectables una vez al mes o cada 3 meses, parches semanales, implantes subdérmicos por 3 años. Entre las ventajas de estos métodos están que pueden también indicarse para el tratamiento del acné y para regular la menstruación, problemas muy comunes en la adolescencia. La adopción de un método hormonal debe ser personalizada según los antecedentes de cada paciente, así como sus hábitos para encontrar el más cercano al ideal. La desventaja son los efectos colaterales que se pueden presentar en otros sitios de acción de las hormonas.
  • Dispositivo intrauterino: Es un excelente método anticonceptivo que se puede ofrecer a las adolescentes. Tiene la ventaja de no requerir tomas o aplicaciones subsecuentes y evitar los efectos colaterales de las hormonas sintéticas.  Su principal limitación es su asociación a infecciones genitales, sin embargo, con el adecuado uso del condón y buenos hábitos higiénicos se pueden prevenir las Infecciones de Transmisión Sexual.

La participación de los padres de familia es de vital importancia en la educación sexual de l@s adolescentes. Ellos buscarán respuestas a su curiosidad fuera del hogar si ahí no las encuentran. Es recomendable agendar una visita médica preventiva antes del inicio de la vida sexual, donde padres e hij@s despejen sus dudas en el tema de la sexualidad y la anticoncepción en este grupo de edad.  Cuidar la salud física y mental de nuestros adolescentes es garantizar un mejor futuro para todos.

 

Banner Dra. Emma

About El Placer del Saber

Información para jóvenes y adultos sobre sexualidad, relaciones y erotismo. Contenidos desarrollados por especialistas, así como artículos de opinión, con el fin de motivar a la sociedad para disfrutar con placer y ejercer sus derechos sexuales responsablemente sin culpas.

Artículos similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *