Inicio » Sexualidad » Ejercicios de Kegel para hombres: adiós problemas sexuales

Ejercicios de Kegel para hombres: adiós problemas sexuales

Los Ejercicios de Kegel fueron ideados principalmente para corregir la incontinencia urinaria. Pero con el tiempo, doctores y pacientes han descubierto que estos ejercicios son capaces de remediar un gran número de problemas sexuales y síntomas asociados que se originan por tener un Músculo Pubocoxígeo debilitado.

Así como para las mujeres, estos ejercicios son de ayuda para los hombres no sólo para corregir la incontinencia, sino que también es posible poner fin de manera natural a una gran cantidad de dolencias de índole sexual que se pensaban sin solución, o solo corregibles a través de cirugías o medicamentos.

La principal dificultad de los Ejercicios de Kegel consiste en localizar cuáles son para poder contraerlos, que es la forma de trabajar con ellos. Estas dos pistas pueden ayudar a ubicarlos:

  1. Son los que se emplean para detener el flujo de líquido cuando se está orinando.
  2. Al contraerlos, el extremo del pene se eleva ligeramente.

En la siguiente imagen, están localizados los músculos que se deben trabajar en los Ejercicios de Kegel para hombres.

IMG_0458

Al principio, cuesta contraer sólo los músculos del suelo pélvico y se tenderá a mover los del abdomen y las nalgas. Si esto ocurre, hay que relajarse y volver a comenzar. Con la práctica, saldrá de forma natural.

Cuando ya se tengan localizados los músculos, ya se puede comenzar con los Ejercicios de Kegel. Empieza contrayéndolos durante 5 segundos, para relajarlos a continuación durante el mismo tiempo. Repite 10 veces seguidas y, tras un descanso de 2 minutos, vuelve a empezar.

Puedes hacer esta secuencia 3 veces cada día. No te llevará mucho tiempo, simplemente se necesita concentración. Conforme avances, aumenta el tiempo que contraes y relajas los músculos, hasta llegar a 10 segundos.

¿Qué puedo lograr con estos ejercicios?

  • Eliminación de la incontinencia urinaria
  • Solución definitiva para la eyaculación precoz e impotencia sexual
  • Erecciones más fuertes y duraderas
  • Mayor facilidad para obtener una erección
  • No más impotencia sexual
  • Orgasmos de mayor intensidad y duración
  • Mayor ángulo de erección
  • Mantención de una próstata saludable
  • Control del momento exacto de la eyaculación
  • Fortalecimiento general del aparato genital
  • Aumento del flujo sanguíneo en el pene
  • Mayor confianza en la intimidad

Fuente: Ejercicioskegel.com

About El Placer del Saber

Información para jóvenes y adultos sobre sexualidad, relaciones y erotismo. Contenidos desarrollados por especialistas, así como artículos de opinión, con el fin de motivar a la sociedad para disfrutar con placer y ejercer sus derechos sexuales responsablemente sin culpas.

Artículos similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *